JAMON PAVO

 

En estos tiempos donde la imagen corporal  de una persona y la calidad de su alimentación van tan relacionadas el Jamón de pavo es un alimento ideal a tener en cuenta ya que contiene poca grasa y muy bajo en colesterol. El jamón pavo se elabora de la carne del pavo, animal que

pertenece a la familia de las gallinas, y está entre las aves de granja de mayor tamaño. El peso de este animal puede llegar hasta los 20 kilos aunque los hay más pequeños, dependiendo de la raza, generalmente la hembra es más pequeña que el macho. Muchos consideran que debido a la manipulación genética y la selección artificial se consigue obtener pavos con un peso superior a los que se crían de forma salvaje.

En cualquier caso, el jamón de pavo ha dejado de ser el gran desconocido para pasar a estar presente en cualquier dieta siendo una opción excelente a la hora de querer conservar la silueta. El jamón de pavo se beneficia al ser un producto que se obtiene de un animal, el pavo, con características muy saludables como alimento: tiene las mismas propiedades nutritivas que el pollo, bajo en grasa y sin aportar colesterol, el pavo es saludable ya que es fuente de proteínas, minerales y vitaminas del grupo del complejo B. Si pensamos en comer sano, el jamón de pavo es una muy buena opción ya que existe la posibilidad de consumirlo de infinitas formas: en sándwiches, como parte de un relleno, como acompañamiento de vegetales, también se utiliza en cualquier preparación de un plato donde no se desee utilizar jamón cocido, se recomienda también tenerlo en cuenta en las dietas infantiles, en definitiva en todos aquellos casos en donde se desee un alimento fácil de digerir, suave de sabor en el paladar y que contribuya a una dieta nutritiva y sabrosa.

El éxito del jamón pavo seguramente se debe a que las empresas que elaboran embutidos lo han promocionado al público como una excelente opción de incorporar un ingrediente que reúne las propiedades y la suavidad del pavo  con la mejor selección de ingredientes. Y es que el pavo ofrece un alto rendimiento tanto para los productores como para los consumidores finales, si tenemos en cuenta que por cada kilo de carne se obtienen 600 gramos que son comestibles. A pesar de esto hay críticos con respecto al tema que opinan que el pavo es un animal del cual no se saca todo el provecho que se debería teniendo en cuenta el aprovechamiento que se tiene del cerdo.

El proceso de elaboración del jamón de pavo no es muy complejo si lo comparamos con la de otros productos como por ejemplo los ibéricos, llegando inclusive a elaborarse

en algunas ocasiones de forma casera. El jamón pavo se obtiene de los muslos de pavos, los cuales se someten a un procedimiento donde son completamente desgrasados y deshuesados, a los que se les añaden algunas sales y especias para luego realizar un proceso de maceración. Posteriormente son envasados al vacío para concluir con un tratamiento  térmico que dejará el alimento listo para el consumo final.

Incorporar a la dieta jamón de pavo es un opción ideal ya que es un aliado de gran valor a la hora de querer conservar la línea si tenemos en cuenta que la carne de pavo presenta la mitad de las calorías que por ejemplo tiene el jamón cocido, también los valores de grasa que aporta es menor y por último el contenido en sodio es muy bajo, como resultado de ello produce muy poca retención de líquido. Dado  que el jamón de pavo es un alimento muy fácil de digerir se recomienda muchas veces para aquellas personas que demuestren tener el estómago delicado y deban seguir una dieta especial. En resumen: el jamón de pavo es un alimento de gran valor para el mantenimiento de la forma física, para enriquecer nuestros platos pudiéndose consumir en todas las edades y apto para toda la familia.

 


www.jamonesjamon.com ~ El contenido se encuentra registrado bajo derechos de autor | Contacto